FloresOrquídeas

Cuidados de las Orquídeas: Guía completa 2021 🌸

Te invito a seguirnos en Instagram y Facebook para ver mas contenido!

Es una planta “diferente”, delicada que requiere de cuidados específicos para mantenerse sana. Si estás pensando en regalar una orquídea o te han regalado una y no tienes muy claras sus necesidades, estás en el sitio indicado, ya que en este post te vamos a contar cuales son los cuidados de las orquídeas para que decore tu casa o la de quien vaya a recibir tu regalo por mucho tiempo.

Origen del nombre Orquídea

El origen de su nombre data de aproximadamente el siglo V a.C., en donde el filósofo griego Teofrasto nombró “Orchis” a la flor, que en griego significa testículos; de ahí se origina el nombre orquídea.

El erudito, que escribió el primer tratado sistemático de botánica farmacológica, dio este nombre a la planta al notar que presentaba dos tubérculos redondeados en la base de sus raíces, los cuales se asemejaban mucho a los testículos de los varones. Esto originó el actual nombre de “orquídea” con el que es conocido este grupo de flores.

 

Características de las orquídeas

El nombre científico de las orquídeas es Orchidaceaes.
Son plantas monocotiledóneas, hecho que sin duda influye en sus hábitos de crecimiento. Esto quiere decir que sólo poseen un cotiledón, en lugar de dos cómo la mayoría de las plantas.
Todo en el crecimiento y forma de las orquídeas es bastante mágico, cómo sus flores de lo más variado, atractivo y complejo.

Destacaría dentro de la forma de las flores de las orquídeas el labelo.
El labelo es el pétalo modificado que tienen las orquídeas en la parte inferior, totalmente distinto al resto en forma y coloración (habitualmente), y que cumple sobre todo funciones de polinización.

🌺 Tipos de Orquídeas

Orquídeas Epifitas

Las orquídeas epifitas son plantas que crecen ancladas a otras plantas. La variedad mas común y conocida es la Orquídea Phalaenopsis.

También se les llama “plantas aéreas”. No causan daños en el hospedador, a diferencia de las parásitas sí. No obtienen los nutrientes propiamente de la otra planta, al cual utilizan como soporte. Absorben el agua y los nutrientes de la lluvia, el aire y otros desechos que se acumulan en las cercanías.

Las raíces solo las utiliza para mantenerse del árbol donde esta asentada. Un ejemplo muy claro lo podemos ver en la Tillandsia (conocida como clavel del aire) que crece en los cables de la energía. A las epifitas pertenecen la mayoría de las orquídeas y las bromelias, algunos helechos, aráceas, el musgo y algunos líquenes.

Estás plantas han llegado a este extremo debido a la competencia por el suelo entre otras plantas. Su evolución las ha llevado donde puedan sobrevivir mejor.

Tener la capacidad de no crecer en la tierra da a las orquídeas acceso a lugares con poca competencia y /o a elevarlos más cerca de la luz.

Tipos de orquídeas Semi terrestres o litofitas

Orquídeas Semi-terrestres

Las Orquídeas semi terrestres o litófitas crecen sobre un colchón de hojas en descomposición en el suelo o sobre piedras recubiertas de musgo. Se incluyen los géneros Paphiopedilum, Phragmipedium, Selenipedium y Cypripedium.

Orquídeas Terrestres

Entre las orquídeas tropicales hay algunas especies terrestres, como la Paphiopedilum, Cymbidium o Calanthe. Las orquídeas terrestres se desarrollan como otras plantas, con sus raíces que están bajo tierra y consiguiendo su alimento del suelo.

Tipos de orquídeas terrestres

🌺 Cuidados de las Orquídeas

Como la mayoría de las orquídeas son epifitas, veremos su cuidado a continuación

La mayoría de las orquídeas crecen en áreas tropicales debajo de las copas de los árboles. Se adhieren a lo alto de las plantas, típicamente árboles, como una forma de obtener más luz solar.

Debido a que sus raíces no están en el suelo, las orquídeas epifitas se han adaptado para obtener agua y nutrientes de manera diferente a las plantas que crecen con sus raíces enterradas en el suelo. Tienen raíces gruesas y esponjosas que absorben y almacenan el agua, y los nutrientes de la lluvia esporádica que se utilizarán a lo largo del tiempo.

Debido a que la lluvia natural no es un evento programado, las orquídeas han aprendido a adaptarse a los ciclos húmedos y secos. Además, algunas orquídeas epifitas tienen pseudobulbos, que se especializan en el almacenamiento de agua. Los pseudobulbos ayudan a estas plantas a llevar mejor las condiciones de sequía.

Cuidados de las orquideas Epifitas

👉 Sustrato

Debido a que estas orquídeas crecen con sus raíces fuera del suelo, no pueden ser plantadas en un sustrato normal. Las orquídeas requieren un sustrato para macetas ligero y de drenaje rápido.  Para cumplir estas características, el sustrato debe ser poroso, para que drene el agua rápidamente y totalmente. Por eso, es de vital importancia comprar un sustrato especial para orquídeas. Normalmente, incluirán la corteza de pino entre sus componentes.

El mejor sustrato para orquideas
El mejor sustrato para orquídeas

👉 Maceta

Para encontrar una maceta para las orquídeas epifitas, debemos tener en cuenta el hábitat del que provienen. Por eso, las macetas para las orquídeas epifitas tienen que cumplir ciertas características. La más importante es que tiene que estar preparada para drenar todo el agua que la orquídea no necesita, pero que sea capaz de mantener el sustrato húmedo y dejando que las raíces se aireen.

Las mejores macetas para este tipo de orquídeas son las macetas transparentes. De esta manera, las macetas permiten que la luz llegue hasta las raíces, para que éstas realicen la fotosíntesis, pero sobre todo, veremos a través de éstas si la orquídea necesita riego (Si están verdes, están perfectas de humedad)

Macetas transparentes para orquídeas
Macetas transparentes para orquídeas

👉 Riego

Las Orquídeas no se riegan como se haría cualquier otra planta. Si queremos cuidar una Orquídea, es importante que nos olvidemos de ese gesto tan típico de dejar un bajo plato con agua o de regarla alegremente desde la parte superior. Haciendo eso, lo que estaremos haciendo en realidad es contribuir a que se pudran sus raíces. Algo que en muy pocas ocasiones tiene vuelta atrás y que es fácilmente identificable: cobran un color marrón.

El método correcto para regar una orquídea puede ser por inmersión,  teniendo cuidado de que el agua no llegue nunca a mojar el centro de la planta (de donde nacen las hojas). Luego de tenerlas unos minutos (lo recomendable son 15) sumergidas, dejaremos que escurran el agua sobrante para después volver a colocarlas en el lugar donde estaban.

👉 Abono

Los abonos para orquídeas contienen tres nutrientes básicos: Nitrógeno, fósforo y potasio. Pueden contener otros micronutrientes, que son siempre deseables y difíciles que la orquídea los obtenga, si no es a través del abonado.

La diferencia entre los diferentes abonos que puedes comprar en el mercado, está en la proporción en la que estos nutrientes están presentes, y tienen que ver con la fase de crecimiento en la que se encuentra la orquídea.

  • Para una mayor floración: Utilizas 10 partes de nitrógeno, 30 partes de Fósforo y 20 de Potasio.
  • Para la reanudación vegetativa: Aumenta la concentración de nitrógeno a 30 partes, 10 partes de Fósforo y 10 de Potasio.
  • Para el resto de los períodos: Serían 20 partes de cada elemento.

 

👉 Trasplante

Las orquídeas necesitan ser trasplantadas con cierta regularidad, cada dos años puede ser suficiente, a fin de renovarle su sustrato.
Espero que esta Guía te sirva para mantener tus orquídeas en buenas condiciones y te duren muchos años. Sabemos que el tema “Orquídeas” da para hablar muchísimo mas, pero no queríamos que se haga muy extenso el articulo y sea ameno de leer, por lo que vamos a ir incorporando de a poco mas cositas sobre esta maravillosa flor.

¡Haz clic para calificar esta publicación!
[Total: 0 Promedio: 0]

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior