Como sembrar achicoria – radicheta en tu huerta

La achicoria común (Cichorium intybus), es una planta herbácea perenne originaria principalmente en las costas mediterráneas de Europa, Asia y África, cuyas propiedades beneficiosas para el organismo, conocidas ya en la antigüedad, han ayudado a la difusión de su cultivo en casi todo el planeta.

Querés aprender cómo sembrar achicoria en tu huerta, vamos!

Propiedades de la achicoria

La achicoria es amarga, popular y medicinal, que crece en praderas y campos de prácticamente todo el mundo de manera silvestre. Tiene diferentes usos, gracias a los beneficios que aporta al hígado, se ha usado y se sigue usando como ingrediente habitual de ensaladas, cocinado como verdura e incluso en tortillas.

Se trata de una planta depurativa, con propiedades diuréticas, laxantes, revitalizantes y tónicas. Contiene vitaminas A, B1, B2, C y PP. Y algunos de los minerales que predominan en esta planta son: calcio, hierro, fósforo, potasio, sodio…

Te gusta lo que leiste hasta ahora?


 

Variedades

En Argentina existen las variedades de Achicorias (de hoja fina conocida como radicheta, de hoja ancha, más parecida en su forma a la lechuga y la Italiana o Catalogna de hojas recortadas conocida como diente de león) y las radichetas de raíz.

Como sembrar radicheta

 

Cultivo de la Achicoria

Exigencias

  • Sol: Esta planta tiene capacidad para crecer en diferentes tipos de clima, si bien es cierto que para obtener las máximas propiedades de la achicoria interesa cultivarla en parcelas que tengan una buena exposición solar.
  • Riego: No requiere riegos excesivos y se conforma con que el suelo se mantenga ligeramente fresco. Será conveniente regar en épocas muy secas, tratando siempre de evitar el encharcamiento de la tierra.
  • Abonos: No es muy exigente con los abonos que necesita, cultivarla en una parcela que haya sido abonada con compost para el cultivo anterior será suficiente.
  • Suelo: La achicoria prácticamente acepta cualquier tipo de suelo, pero se desarrollan mejor en tierras frescas, ricas en humus y algo calcáreas.

 

Siembra

El suelo debe mantenerse húmedo hasta que comienzan a aparecer las primeras hojas unas dos semanas después. Posteriormente, entre tres semanas y un mes más tarde, deberemos aclarear las plantitas más débiles para conservar únicamente las plántulas más vigorosas.

Se siembra todo el año, aunque los mejores resultados se logran con las siembras de otoño y primavera. La Achicoria puede sembrarse al voleo o en canteros de 30-40 cm de ancho y bien tupida (50 gramo por metro cuadrado) así evitamos el desarrollo de malezas y las hojas se desarrollan erguidas. Las achicoria se siembran a 50 cm entre líneas.

 

Cosecha

Simplemente cortaremos las hojas a ras de suelo con un cuchillo e iremos recolectándolas a medida que las vayamos necesitando.

 

Prevención de enfermedades

Si no incluimos la achicoria en nuestro proceso de rotaciones, y se da el caso de que permanece durante varios años seguidos en el mismo sitio, estaremos aumentando las posibilidades de que sufra enfermedades por oídio o mal blanco, sobre todo en verano cuando hace calor.

  • Cola de caballo: La cola de caballo nos puede ayudar a prevenir enfermedades, es inocuo y respeta el medio ambiente en todas sus fases de producción y distribución. Este extracto se puede utilizar en cultivos de hortalizas, vid y frutales para prevenir la aparición de hongos e insectos gracias a su concentración en ácido silícico, además de que mejora la calidad del compost. Conviene aplicarlo cada 8 días.

 

Producción de semillas

Tendremos que estar atentos por si aparecen capullos florales para eliminarlos, antes de que las flores se abran y para que las semillas no se dispersen por todo el huerto.

Dejar que las semillas se formen podría suponer un riesgo de invasión excesivo. Todos conocemos las semillas plumosas de esta planta que se dispersan con tan solo un soplo y que al año siguiente han invadido todo nuestro huerto. Es por esto que la manera más aconsejable de renovar nuestras achicorias es desquejar las raíces.

Debemos desenterrar unas plantas que se vean bien vigorosas. Cortaremos sus hojas a unos pocos centímetros por encima de las raíces carnosas y elegiremos las raíces más hermosas cortándolas en fragmentos ramificados de unos 10cm de longitud.

Inmediatamente replantaremos estos fragmentos de raíz aproximadamente cada 12cm (tratando de dejar hileras separadas unos 30cm entre sí), colocando la parte del corte hacia arriba. Finalmente recubriremos ligeramente con tierra y regaremos abundantemente.

 

Asociaciones

La achicoria resulta que no es muy amiga de sus vecinos y su presencia no conviene a otras hortalizas, por lo que deberemos pensar bien donde ponerla y lo apropiado, sería cultivarla por separado en surcos o bancales más o menos alejados del resto de cultivos.

¿Te gusta este post? Pega, Comparte y Comenta 🙂

Como sembrar achicoria - radicheta en tu huerta

 

Te dejamos paso a paso lo que tenes que tener en cuenta para realizar tu huerta

Clic aca

 

Artículos Relacionados

2 Comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior