PlantasMonstera

Monstera o costilla de adán – Cuidados

Te invito a seguirnos en Instagram y Facebook para ver mas contenido!

Se la conoce comúnmente como Costilla de Adán, sin duda, es una de las plantas más populares del momento. Por un lado, estamos hablando de una de las plantas de interior exóticas más exuberantes. Por otra parte, el cuidado de la monstera te facilita mucho las cosas, porque, lejos de todas las apariencias, lo cierto es que estamos hablando de una de las plantas más fáciles de mantener. Un dúo que hace que esta planta sea simplemente irresistible.

Procede de las selvas tropicales mexicanas. La monstera es una planta trepadora, que con el cuidado adecuado puede contar con un desarrollo simplemente espectacular, por ello, debe prever que tenga un buen espacio donde crecer.

Y por muy nueva que sea su popularidad, vale la pena saber que la monstera es un viejo conocido. Tanto es así que es una de esas plantas para tener en casa que ya tenían las abuelas, ya que era una de sus preferidas en los años 80. Y no sólo para los interiores: también era habitual encontrar terrazas y patios.

Cuidados de la Monstera

El cuidado de monstera es extremadamente sencillo, podemos decir que, pese a sus orígenes tropicales, esta especie que solemos contar entre las plantas de interior rompe con todo lo que suponen las plantas exóticas.

Si seguimos el cuidado de la monstera al pie de la letra, nos dará un crecimiento espectacular, pero tenga cuidado, existe un aspecto a tener en cuenta. Monstera es una planta extremadamente tóxica para perros y gatos. Y no sólo en cuanto a sus hojas: también sus raíces y tallos. Por tanto, si compartes tu vida con uno de ellos, tendrás que renunciar a esta variedad entre tus plantas.

Teniendo en cuenta este detalle, consideramos el cuidado de monstera en detalle. Algunos súper asequibles tanto para jardineros principiantes como experimentados.

Cual es el tamaño de la planta monstera

Luminosidad

El entorno original en el que crece la monstera no se caracteriza precisamente por la luz. Como decíamos, es nativa de los bosques caducifolios, por lo que la luz se filtra por las copas de los árboles.

Este detalle no es menor. De hecho, marca las necesidades de luz de la monstera. Aunque necesita un espacio bien iluminado, no tiene que recibirlo directamente. Si lo hace, el sol puede quemarte las hojas.

Sin embargo, lo curioso es que la monstera también se adapta a los espacios poco iluminados sabiendo que en este caso, frenará tu crecimiento.

Monstera, cuales son sus cuidados

El riego

Es una planta que no necesita grandes dosis de agua. Más aún, el exceso de agua es precisamente uno de sus grandes enemigos. Un motivo convincente para regarlo con mucho cuidado.

El riego de Monstera depende en gran medida de aspectos como la temperatura actual o el tamaño de la planta. Sin embargo, la pauta habitual es una o dos veces por semana en verano y una vez cada 15 días en invierno. Pero, además de las teorías, existe una regla de oro: es imprescindible que el sustrato esté siempre seco antes de volver a regar.

La humedad

No cabe duda: la espectacularidad de sus hojas es lo que hace de monstera una planta tan increíblemente decorativa. Una buena razón para darles la atención que necesitan. Sólo así conservarán su verde intenso y firmeza característico.

Para ello, deben tenerse en cuenta dos precauciones. Por un lado, proporcionar cierta humedad ambiental. Si bien es cierto que no es imprescindible, a la monstera le gusta estar en un ambiente húmedo. También es posible rociarlos aunque, si elige esta técnica, deberá ser en cantidad mínima y sólo cuando haga mucho calor.

También es imprescindible mantener sus hojas limpias. Esta tarea la llevar a cabo limpiándolas con un paño húmedo o, incluso, sometiéndolas esporádicamente a baños bajo la ducha simulando una lluvia.

Cuidado de la planta costilla de adán

La temperatura

Otro problema con la monstera, que choca frontalmente con su carácter tropical. Y no estamos hablando de la temperatura en el interior de la casa, un espacio en el que no tendrán ningún problema para crecer bien. Nos referimos, sí, a que la tolerancia puntual al frío del monstruo es increíble: soporta temperaturas entre 0 y 5 grados.

El trasplante

Un detalle clave para quien busque que la monstera este espectacular. Es necesario trasplantar cada dos años a un maceta de mayor tamaño.

La elección de un sustrato para plantas verdes favorecerá el desarrollo de la planta y el color característico de las hojas.

Esto no es lo único que debemos mirar. Para que el trasplante tenga éxito, hay aspecto que debemos cuidar.

La maceta debe tener un desagote muy eficaz. Para ello, lo ideal es utilizar perlita: uno de los tipos de sustrato poco conocidos para las plantas, pero que facilita la evacuación del agua.

Monstera, una planta de interior y exterior

Fertilizante

Promover un desarrollo correcto de la monstera implica proporcionar a nuestra planta fertilizantes para ayudarle a crecer.

Ser estricto con los fertilizantes ayudará a crecer nuestra monstera.

Lo ideal es aplicar una dosis de abono cada 15 días desde principios de primavera hasta finales de verano. Durante los meses de invierno, suspenderemos por completo el abonado. Nuestra planta detendrá su crecimiento vegetativo y el abono incluso puede ser perjudicial para ella.

como cuidar la planta monstera

Entutorarado

Como decíamos al principio, la monstera es una planta trepadora. Pero para poder hacerlo completamente, todavía necesitará un soporte para colocar sus raíces aéreas. Por tanto, deberemos utilizar protecciones o respaldos para que se pueda apoyar y crecer verticalmente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior
Boletín de noticias

Suscríbase a nuestro boletín y nunca se pierda el último producto o una oferta exclusiva.

Al suscribirse estará recibiendo un calendario de siembra de regalo